Los datos de tasaciones de viviendas entre enero y septiembre del pasado año publicados por la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV) reflejan un incremento interanual del 8,18% en el primer trimestre en el número de tasaciones de viviendas con fines hipotecarios y del 3,41% respecto al tercer trimestre de 2017.

Según estos datos, se valoraron cerca de 24.000 viviendas más que en el mismo periodo del año anterior, alcanzando la cifra de 314.516. No obstante, el ritmo de crecimiento ha sido inferior al de año anteriores (14% en 2016 y 18% en 2017).

Como recogía la edición digital de El Mundo, los datos del Instituto Nacional de Estadística también recogen esta ralentización en el número de hipotecas concedidas: con un incremento del 9,7% en los dos primeros trimestres de 2018 frente al 13% de los dos años anteriores.

Hasta un 5,8% cayó el conjunto de tasaciones realizadas en el primer trimestre de 2018 en comparación con el mismo periodo de 2017 (50.000 menos), con lo que la cifra total de tasaciones fue de 842.617. El motivo: la disminución de operaciones realizadas para finalidades contables de las entidades financieras que, como apunta la AEV, ya han vendido una parte importante de sus activos inmobiliarios.

Por otro lado, cabe señalar que el importe total y la superficie tasada de proyectos de obra nueva han aumentado un 38,01% y un 34,15%, respectivamente. En este sentido, las promociones nuevas son de mayor tamaño y valor. Peor además, los datos aislados del tercer trimestre revelan que ese crecimiento se consecuencia del acumulado de trimestres anteriores, puesto que entre julio y septiembre se tasaron alrededor de 600 proyectos más que en ese periodo de 2017.

De otro lado, la rehabilitación ha impulsado la valoración de 100 proyectos más que en los tres primeros trimestres de 2017 y las tasaciones intermedias aumentaron un 13,9%, siendo la mayoría de ellas promociones residenciales.